España – Historia

Un aporte para Yerbal Viejo

Luego de siglos de esplendor, conseguidos con el aporte económico de las colonias, sobreviene un período de decadencia y aislamiento en el reino, razón por la cual el pueblo español pasó por duros momentos.

Esta dramática situación favoreció al fenómeno de la emigración que se incrementó notablemente a partir de la segunda mitad del siglo XIX. Hombres y mujeres decidieron “hacer la América”.Entrado el siglo XX llegan los primeros inmigrantes españoles a Yerbal Viejo. Según registros de la época, ya en 1915 estaban afincados las familias Aguirre, Blanco, Calpe, Carrillo, Collado, Osorio y Rivas. Con el tiempo arribaron las familias Jenssen Urrutia (colono-agricultor). De los relatos se pudo rescatar algunos apellidos españoles en la década del 30 en Oberá y su colonia. Se recuerda a la familias Añaños, Arbelaiz, Sáez, Rodríguez (colono), Labiano (fabricante de embutidos), Ayala (tendero) y Goñi Irigoyen (apicultor y granjero). La colectividad española fue la primera en participar como tal en un desfile en el año 1971. Los españoles y sus hijos lo hicieron en el acto patrio celebrado por el Día de la Independencia y de la fundación de Oberá. El nacimiento de la fiesta fue el origen para que la colectividad se organizara. En 1986 fue reconocida oficialmente como Sociedad Española de Oberá.

Un cortijo andaluz

La vivienda es al estilo de Andalucía, construida para un clima similar al de Misiones. Casa blanca de paredes gruesas de ladrillos y revoque rústico.
La casa es llamada “cortijo”, de la campiña.
En la construcción, pusieron particular interés en el pórtico y patín interior.
Recorridos, galerías, patios interiores y jardines que se comunican con la casa mediante puertas.
Y un torreón que se comunica con la casa, para que el visitante aprecie el paisaje. Las puertas son de madera, de características particulares y herrajes originales.
Un buen detalle es el candelabro trabajado a mano, que adorna uno de los salones.
El cielorraso es de madera cepillada a la vista.