Arabia – La Colectividad

El mítico y exótico pueblo árabe

La influencia del pueblo árabe se hace sentir en todo el mundo, fundamentalmente en tres continentes: Europa, Asia y África.

Sus límites territoriales abarcan desde Irán y el Golfo Arábigo; al sur hasta el Océano Índico, Etiopía y el desierto de África, y al norte hasta el Océano Atlántico. El mayor flujo inmigratorio árabe a la Argentina se produjo a inicios del siglo XX. Fue su destino la Capital Federal, Gran Buenos Aires y las provincias de San Juan, La Rioja, Catamarca, Jujuy, Salta, Tucumán y Santiago del Estero.

Los árabes arribaron a Oberá durante su fundación en 1928.
Se destacan los apellidos Chémes, Quesini, Apes, Sager, Jamasmeie, Yunes, Tebecheri, Jatuff, Rek y Nofal.

 

Cuando la primera fiesta del inmigrante comenzó a tomar forma en 1980, los árabes no contaban con una organización, pero muy pronto comenzaron a bregar por su incorporación a los festejos. Recién en 1991,se unieron a la comunidad de colectividades integrantes de la fiesta, con el apoyo de la Sociedad Sirio-libanesa de Posadas pero en la edición siguiente, un grupo de descendientes de la ciudad de Oberá se organizó y creó la Colectividad Árabe de Misiones. Los árabes levantan su casa típica en el Parque de las Naciones.
Consiste en una semi-mezquita, a la que se agregará un alminar o torre, con la que se pretende otorgar un aspecto imponente a la construcción.
El ballet local Salam, el ballet Hayat de Rosario, las odaliscas de Buenos Aires y Córdoba, dan el brillo y ritmo característicos a la colectividad en tiempos festivos.

Sus vestimentas, de curiosas ornamentaciones, dan un singular encanto y misterio a sus integrantes. Los hombres llevan un turbante o pañuelo que le cubre los hombros y que ajustan a la cabeza con el agal o correa. Además, usan túnicas de diversos géneros y colores.
Las mujeres, llevan turbante y velo en la cara, además de túnicas que complementan con valiosas joyas.
Durante las noches festivas, los sones enigmáticos y cadentes de la música árabe al son de los aoud (tambores) y el grito característico de hombres y mujeres que integran la ronda de baile. La colectividad recibe a diario la visita de grupos de danzas, como el Renacer de Oriente que sorprende con cada una de sus presentaciones y la prestancia de sus integrantes.

Bailarinas. El ballet árabe sobre el escenario mayor de la Fiesta Nacional del Inmigrante